Ir a la Publicidad
Chipre
Atenas
Moscú
Kiev
Minsk
Riga
Londres
Hong Kong
«Volver a la noticia

noticias

04.02.2018

Kuito Cuanavale: "Stalingrado" angoleño

Acerca de la guerra civil en Angola en nuestro país es casi desconocida, pero es decididamente injusto. Es injusto para los instructores y aliados soviéticos, para los soldados internacionalistas de Cuba. No recuerdan, al parecer, porque la Unión Soviética y sus aliados ganaron claramente esa guerra.

Además, es amargo que las hazañas de los asesores militares soviéticos durante esta guerra no estuvieran cubiertas en la Unión Soviética en ese momento. Aparentemente, el notorio "glasnost" se extendió solo a los disidentes musgosos, pero no a los héroes internacionalistas que profesional y honestamente cumplieron con su deber.

Este artículo abordará la batalla más intensa y de gran escala de esa guerra: la batalla por la ciudad de Quito Cuanavale.

En los 80-s del siglo XX, Angola se convirtió en objeto de una confrontación multinivel. A nivel nacional, la guerra se libró entre el movimiento de liberación nacional del MPLA que llegó al poder y los opositores armados de UNITA y FNLA. A nivel regional, entre Angola y el régimen de apartheid de Sudáfrica, y, finalmente, a nivel mundial, dos superpotencias, la URSS y los Estados Unidos, compitieron.

Luego, en la era de la Guerra Fría, se planteó la cuestión: cuál de ellos puede tener una influencia decisiva en Angola, obtendrá una "clave" para toda Sudáfrica. Luego, la asistencia económica de la Unión Soviética permitió que Angola independiente se pusiera de pie. Y las armas entregadas y los miles de asesores militares soviéticos que llegaron al país ayudaron a repeler la agresión extranjera y crear fuerzas armadas nacionales.

Solo durante el período de cooperación militar oficial de la URSS con Angola desde 1975 hasta 1991 en este país africano a punto de ayudar en la construcción del ejército nacional, visitó a cerca de 11 mil soldados soviéticos. De estos, 107 generales y almirantes, oficiales de 7.211, más de 3,5 mil oficiales de guardia, guardiamarinas, soldados, así como trabajadores y empleados de la SA y la Marina, sin incluir a los familiares de los militares soviéticos.

Además, durante este período, miles de marineros navales soviéticos, incluidos infantes de marina, que estaban a bordo de buques de guerra que ingresaban a los puertos de Angola, llevaron a cabo el servicio de combate frente a las costas de Angola. Y todavía había pilotos, médicos, pescadores, especialistas en agricultura. En total, de acuerdo con las estimaciones de la Unión de Veteranos de Angola, al menos 50 miles de ciudadanos soviéticos pasaron por este país.

Una contribución significativa a la construcción de las fuerzas armadas de Angola fue hecha también por los aliados de la URSS: los cubanos. El contingente de las fuerzas armadas de la República de Cuba apareció en Angola en 1975. Para el final de 1975, Cuba envió soldados de 25000 a Angola. Los internacionalistas permanecieron allí hasta la firma de los "acuerdos de Nueva York": la retirada de las tropas cubanas y las fuerzas de ocupación de Sudáfrica. En total, a través de la guerra en Angola, pasaron 300 miles de militares cubanos, sin contar los expertos civiles.

Todos los países participantes de la Organización del Tratado de Varsovia proporcionaron toda la asistencia posible con tecnología, armas, municiones y asesores civiles. Entonces, solo la RDA suministró 1,5 millones de cartuchos para armas pequeñas y 2000 min MPLA (Fuerzas Armadas de Angola). Pilotos, instructores y personal de apoyo rumanos durante la misión Sirius asistieron a las autoridades angoleñas en la organización de la Escuela Nacional de Aviación Militar ENAM.

Al mismo tiempo, los pilotos no solo fueron asesores: de hecho, se les encomendó la tarea de crear una institución educativa hecha y derecha desde cero, mientras que al comando angoleño, debido a la falta de experiencia en el primer año de la misión, se le asignó el papel de observador. Esta y otra ayuda ayudaron a crear un ejército de Angola desde cero y a reflejar la agresión externa de los títeres del imperialismo.

La guerra en Angola comenzó 25 September 1975. Ese día, las tropas de Zaire entraron en el territorio de Angola desde el norte para apoyar a la pandilla armada pro occidental de la FNLA. 14 El ejército de octubre de Sudáfrica racista (donde en esos años reinó el régimen del apartheid) invadió el territorio de Angola desde el sur, apoyando a la UNITA, para proteger su régimen de ocupación en Namibia.

Sin embargo, a fines de marzo 1976, las fuerzas armadas de Angola, con el apoyo directo del 15 -mil contingente de voluntarios cubanos y la ayuda de especialistas militares soviéticos- lograron sacar a las fuerzas de Sudáfrica y Zaire del territorio de Angola. La guerra continuó el movimiento de UNITA en el capítulo con Jonas Savimbi, que fue capaz de transformarse rápidamente en un ejército partidista. Fue la UNITA quien se convirtió en el principal opositor de la autoridad legítima de Angola, constantemente cometiendo bandidaje para acciones punitivas militares y crueles contra la población civil.

Los enfrentamientos con el ejército regular de Sudáfrica, que decidió dirigir la agresión militar para apoyar a la UNITA reanudó con nueva fuerza en el sur de Angola en el año 1981. En agosto de 1981 de las tropas sudafricanas (6 miles de combatientes, aviones y helicópteros) 80 nuevamente invadieron Angola en la provincia de Cunene, con el objetivo de aliviar la presión sobre el MPLA, UNITA y destruir las bases de guerrilleros de la SWAPO. La ofensiva fue también turba de mercenarios de todo el mundo, matones, matones, dinero de cara al régimen del apartheid asesina para matar a un joven República.

En respuesta, la URSS y Cuba fortalecieron su presencia en la región. Con la ayuda de un grupo de asesores militares soviéticos (en 1985, el número llegó a sus 2 mil personas) logró formar brigadas del ejército 45 a la falta de personal 80%, elevar el nivel de entrenamiento de combate de los jefes y combatientes. La URSS continuó entregando en gran escala armas y equipo militar. Además de las unidades cubanas, en las batallas por el lado del gobierno legítimo de Angola, participaron la brigada PLAN de Namibia y el ala militar del Congreso Nacional Africano Umkonto We Sizwe.

Los combates en el sur y sudeste del país fueron con éxito variable. La joven república dio la batalla decisiva a los agresores-racistas de Sudáfrica-ovejas y marionetas occidentales de la UNITA en 1987-1988. Desde entonces, una pequeña aldea, de hecho, tres calles llamadas Quito Cuanavale en todos los resúmenes de noticias mundiales, se ha vuelto conocida como la ciudad, y los lugares de esas batallas: "Stalingrado angoleño".

La ofensiva decisiva (Operación "Saludo de octubre") comenzó en agosto 1987. El objetivo es las dos principales bases de UNITA en Maving y Jamba (sede de Savimbi), y las principales rutas para la entrega de ayuda militar desde Sudáfrica también se llevaron a cabo aquí. Cuatro brigadas mecanizadas de tropas del gobierno (21-I, 16-I, 47-I, 59-I, y más tarde, 25-I) se trasladaron desde Quito Cuanavale al área de Mawingi. En su composición fue hasta 150 tanques T-54B y T-55. Las acciones del grupo fueron apoyadas desde Quito-Kuangwala por helicópteros de percusión Mi-24, cazas MiG-23. El principal obstáculo en su camino fue el río Lomba. El primero en ir al río fue el batallón mecanizado 61.

En una serie de intensos combates para el cruce a la Lombe en el periodo de septiembre a octubre 9 7, sudafricanos y unitovtsy romper la explosión ofensiva enemiga. El punto de inflexión se produjo en octubre de 3, cuando el banco izquierdo del Lombe como resultado de las acciones competentes de la emboscada fueron vencidos 47-brigada, seguido y 16-brigada. Dos días después, comenzó la retirada de las fuerzas de FAPLA en Quito-Cuanavale. efectivos de la UNITA 14 octubre al sur de África y comenzó el asedio de la ciudad con fuego de largo alcance 155-m obuses G5 y obuses autopropulsados ​​G6. A mediados de noviembre, desprovisto de casi todos los tanques y artillería (las armas de artillería eran armas M-46, 30-D y ZIS-3 y MLRS BM-21), las fuerzas del MPLA en Cuito Cuanavale, al borde de la derrota. Fueron salvados por la llegada de las unidades cubanas zona de guerra (hasta 1,5 mil).

En su intento por ganar en Quito-Cuanavale, los sudafricanos utilizaron incluso armas de destrucción masiva. Eso es lo que Junior Fellow Igor Zhdarkin escribió en su diario:

"29 October 1987. En 14.00 en la radio recibió una noticia terrible. En 13.10, el enemigo disparó proyectiles de brigada 59-th, rellenos de venenos químicos. Muchos soldados angoleños fueron envenenados, algunos perdieron el conocimiento, el comandante de la brigada tose sangre. Se ha enganchado y nuestros asesores. El viento soplaba en su dirección, muchos se quejan de fuertes dolores de cabeza y náuseas. Esta noticia nos ha alarmado, porque ni siquiera tenemos las máscaras de gas más abrumadoras, sin mencionar el OZK ".

Y aquí está la siguiente entrada:

"1 November 1987. La noche transcurrió sin problemas. En las horas de 12 hubo un ataque aéreo en la cercana brigada 59, que dejó caer en su posición más de una docena de bombas 500 de kilogramos. Aún no sabemos sobre las pérdidas.

Nuestros artilleros recibieron datos de reconocimiento y decidieron suprimir la batería de obuses 155-mm del enemigo. Los angoleños dieron una volea del BM-21. En respuesta, los sudafricanos abrieron fuego desde todos sus obuses. Batir con mucha precisión, con pequeñas interrupciones. Una de las bombas explotó justo al lado de nuestro dugout. Al final resultó que, simplemente "nacimos por segunda vez". Después del bombardeo en un radio de 30 m desde el dugout, todos los arbustos y árboles pequeños están completamente cortados por escombros. Oigo mal en la oreja derecha, una conmoción cerebral. El asesor del comandante de la brigada, Anatoly Artemenko, también se sacudió en una explosión: tiene mucho "ruido" en la cabeza ".

Siete aliados de posición asalto masivo del MPLA y los cubanos en la orilla oriental del río Cuito 13 de enero a marzo 23 1988 fue frustrado por la defensa bien organizada (que es dirigida por el general de brigada cubana Ochoa). 25 Febrero fue el punto de inflexión de la batalla. En este día la parte cubana y de Angola de sí mismos contraatacó, obligando al enemigo a retirarse. El espíritu moral de los sitiados se fortalecía rápidamente. Además, se hizo evidente que el viejo luchador sudafricano Mirage F1 y de defensa aérea significa perder los sistemas de defensa aérea cubanos y angoleños MiG-23ML y móviles "Osa-AK", "Strela-10" y estacionaria de defensa aérea "Pechora" (C-125) defensa Quito-Cuanavale.

Después del último ataque fallido de 23 March, se emitió una orden desde Pretoria para salir, dejando 1,5 mil contingentes (grupo de combate 20) para cubrir el retiro. El obús G5 continuó bombardeando la ciudad. A fines de junio, este grupo de artillería fue enviado a Namibia como un todo.

Ambas partes anunciaron un éxito decisivo en la batalla por Quito Cuanavale. Sin embargo, incluso antes de que se haya completado, por iniciativa de Fidel Castro en dirección sur en Lubango se estableció un segundo frente bajo el mando del general Leopoldo Cintra Frías, donde además de los cubanos (40 mil) y partes del MPLA (30 mil) entró y las tropas de la SWAPO. La agrupación fue reforzada por tanques 600 y hasta 60 por aviones de combate. Después de tres meses de lucha, gradualmente se desplazó a la frontera con el sudoeste de África. En junio, las tropas sudafricanas abandonaron por completo el territorio de Angola.

En general, la guerra terminó con la victoria de Angola sobre todos los intervencionistas. Pero esta victoria se dio a un alto precio: las pérdidas entre los civiles ascendieron a más de 300 miles de personas. No hay datos precisos sobre las pérdidas militares de Angola hasta ahora, porque la guerra civil continuó en el país hasta el comienzo de los cero. Las pérdidas de la URSS fueron 54 asesinados, 10 herido y 1 cautivo (según otras fuentes, tres personas fueron capturadas). El lado cubano perdió por las muertes 1000.

La misión militar soviética estuvo en Angola hasta el año 1991, y luego fue cancelada por razones políticas. En el mismo año, el ejército cubano abandonó el país. Los veteranos de la guerra de Angola consigue con gran dificultad, tras el colapso de la Unión Soviética, el reconocimiento de su hazaña. Y esto es muy injusto, porque la guerra que ganó y merecidamente ganó el respeto y el honor que un nuevo poder capitalista fue, por supuesto, no es un argumento. En Afganistán, las tropas soviéticas y asesores militares se han ocupado de los "muyahidines", armados sobre todo con las armas pequeñas, morteros y lanzacohetes. En Angola, las tropas soviéticas se enfrentan no sólo con la guerrilla unitovskimi, pero con un ejército regular de Sudáfrica, con una artillería de bombardeo de largo alcance, redadas "Mirage", para usar bombas "inteligentes", a menudo llenos de la Convención de la ONU prohibida "bolas".

Y los cubanos, ciudadanos soviéticos y ciudadanos de Angola, que se han levantado en una batalla desigual contra un adversario tan serio y peligroso, son dignos de ser recordados. Recordamos tanto a los vivos como a los muertos.

Gloria a los soldados internacionalistas, que cumplieron honorablemente su deber internacional en la República de Angola y el recuerdo eterno de todos los que murieron allí.

Fuente: POLITSHTURM

autor: Pavel Usoltsev

Etiquetas: Angola, URSS, Guerra, Política, Historia, Guerra civil, Estados Unidos, Cuba