Hoy: Diciembre 14 2018
Ruso Inglés Griego letón Francés Alemán Chino (simplificado) Arabic hebreo

Todo lo que le interesará saber sobre Chipre en nuestro sitio web Cyplive.com
el recurso más informativo sobre Chipre en runet
Los políticos alemanes "se horrorizaron" por las instrucciones del embajador de EE. UU.

Los políticos alemanes "se horrorizaron" por las instrucciones del embajador de EE. UU.

6 2018 junio LJ cover – Немецкие политики «пришли в ужас» от указаний американского посла
Etiquetas: Alemania, EE. UU., Política, Analítica, Relaciones internacionales, Embajador

El mayor escándalo en pocos años surgió entre los Estados Unidos y Alemania: en Alemania están indignados por las declaraciones del embajador estadounidense. Richard Grenell se permitió sugerir qué tipo de fuerzas políticas, desde el punto de vista de los Estados Unidos, deberían liderar Europa. Varios políticos alemanes están indignados por la intervención directa de Washington en los asuntos de la UE, pero ¿afectará este escándalo a la actitud pro estadounidense de las élites alemanas?

Американцы решили сделать хорошую мину при плохой игре. Видящий на каждом шагу мнимые российские вмешательства в дела США Госдепартамент вдруг не заметил никаких попыток повлиять на внутреннюю политику Германии в высказываниях своего посла в Берлине Ричарда Гренелла. Официальный представитель Госдепа Хизер Науэрт отметила, что американские послы имеют право выражать свое личное мнение, нравится это кому-то или нет, апеллируя также к свободе слова.

"Creo que el embajador Grenell hizo hincapié en que hay algunos partidos y candidatos en Europa que lo están haciendo bien", dijo Nauert.

Напомним, в интервью американца порталу Breitbart он одобрительно отозвался о росте популярности консерваторов в Европе в результате «неудавшейся политики левых», а также победы Дональда Трампа в США. При этом посол добавил, что этот успех необходимо закрепить: «Я совершенно точно хочу вдохновить и других консерваторов по всей Европе, других лидеров».

Такое высказывание Гренелла вызвало шквал критики со стороны немецких политиков. Посла США в Берлине обвинили во вмешательстве во внутригерманские дела. Глава внешнеполитического ведомства ФРГ Хайко Маас пригласил его на встречу, на которой будет затронут вопрос о высказываниях дипломата.

Эксперт по внешнеполитическим вопросам консервативной фракции ХДС/ХСС в Бундестаге Юрген Хардт выразил надежду, что Гренелл посвятит свою энергию укреплению диалога между Берлином и Вашингтоном. По мнению зампредседателя фракции Социал-демократической партии Германии (СДПГ) в парламенте Рольфа Мютцени, высказывания Гренелла нарушают Венскую конвенцию 1961 года, согласно которой дипломаты «обязаны не вмешиваться во внутренние дела государства пребывания», передает Deutsche Welle. А в партии «Союз-90 – зеленые» послу США предложили выступать от лица целого государства, а не только от придерживающихся правых взглядов групп.

Экс-глава СДПГ и видный европейский политик Мартин Шульц пошел еще дальше, выразив надежду на то, что «пребывание господина Гренелла в качестве посла станет коротким», передает агентство DPA. Схожей риторики придерживается лидер фракции «Левые» в Бундестаге Сара Вагенкнехт. «Тот, кто, как и американский посол Ричард Гренелл, считает, что может по-барски решать, кто управляет в Европе, не может и дальше оставаться в Германии как дипломат», – приводит слова Вагенкнехт РИА «Новости».

Любопытно, что, в отличие от официального Госдепа, экс-посол США в России Майкл Макфол раскритиковал своего бывшего коллегу. Макфол обратил внимание на результаты социологического опроса в Германии, согласно которым 36% немцев считают Россию надежным партнером, в то время как в США надежного партнера видят лишь 14% немцев. «Какой ужас. Может быть, наш посол в Германии должен работать над изменением этих цифр, а не давать интервью Breitbart», – написал Макфол в своем Twitter.

Sin embargo, el mismo Grenell negó los cargos, calificándolos de ridículos. Continúa sosteniendo que la sociedad "está experimentando el despertar de una mayoría silenciosa" que se opone a las elites políticas tradicionales y apoya a los candidatos que plantean los temas de migración, impuestos y burocracia desde posiciones "consistentemente conservadoras".

Se observó un comportamiento tan fuerte indignación de los estadounidenses en Alemania, excepto que después se supo acerca de los "golpecitos" servicios secretos a Estados Unidos de los funcionarios alemanes de alto rango, entre ellos el kantslerin Angela Merkel. Las declaraciones actuales del embajador, e incluso con la falta de voluntad de la diplomacia estadounidense para admitir su error, nuevamente provocaron indignación entre los alemanes generalmente reservados.

"El embajador estadounidense constantemente viola la etiqueta diplomática y el protocolo", dijo el politólogo alemán Alexander Rahr al periódico. "Los alemanes son gente muy respetuosa de la ley, y están horrorizados por cómo se comporta este joven estadounidense: no como diplomático, sino como gobernador que vino y le dijo a Alemania cuál era su lugar". Y lo hace en nombre del presidente estadounidense, "que realmente se comporta de la misma manera", agregó el politólogo.

Según él, los alemanes "no les creen a los oídos", están acostumbrados al hecho de que los estadounidenses les hablan, incluso "un poco deprimido", pero amigables, con una sonrisa. "Y este siempre da órdenes", remarcó el interlocutor. La mayor parte de la indignación fue causada por la declaración del embajador de que vino aquí para apoyar a los partidos conservadores, "de hecho, una especie de" revolución naranja "en Alemania", señaló Rar. Recordó que todos los partidos de derecha entienden en primer lugar la "Alternativa para Alemania" (AdG), que para los partidos en el gobierno es el enemigo número uno.

Aunque la arrogante respuesta del Departamento de Estado solo sirvió para aumentar el fuego, Rahr se dio cuenta de que estaba satisfecho con la declaración del Departamento de Estado. "Entonces, los estadounidenses miran el mundo con ojos como el de su embajador en los Estados Unidos. Gracias a Dios que son francos, ahora nosotros en Europa sabemos lo que nos espera. Todos pensaban que los estadounidenses fingían o no despreciaban a los europeos, ahora resulta diferente ", enfatizó.

Sin embargo, los diplomáticos europeos, incluidos los alemanes, a menudo se comportan de la misma manera en Europa del Este, así como en Rusia y Ucrania: dan instrucciones sobre a quién elegir y expresar sus preferencias. "Es bueno que vean lo desagradable que es para el país y para las personas que viven en él", señaló Rar. Expresó la esperanza de que, tal vez, ahora reconsiderarán sus declaraciones cuando actúen "en el papel del hermano mayor".

"El más alto diplomático puede expresar su opinión, pero debe ser cauteloso. Y una cosa es expresar su opinión en un restaurante o durante algunas reuniones informales, y otra es hacer tales declaraciones en una entrevista con los medios. Por lo tanto, según los alemanes, cruzó el límite de lo permitido.

Si el embajador ruso o chino insinuara algo como esto, entonces habrían provocado un aullido y un gran escándalo. Y en el caso del embajador estadounidense, solo hay indignación por el momento ", dijo Rar.

Sin embargo, a pesar de la indignación de la mayoría de la élite política alemana, la estrategia de Alemania hacia Estados Unidos no cambiará, aseguró Rar. En su opinión, los alemanes no están listos para una línea de respuesta difícil. Europa es fuerte económicamente, pero "ya no en términos militares" Alemania, más "más o menos Francia". Italia, España, así como otros países de la UE no tienen nada de qué jactarse. "Los estadounidenses saben esto. Simplemente muestran a los europeos su lugar ", cree Rahr.

"Con las elites actuales, que son criadas en Estados Unidos o están conectadas con Estados Unidos, que creen que sin Estados Unidos tienen miedo de vivir en este mundo, es difícil encontrar otras orientaciones. Sin embargo, es posible que algunos estados europeos de alguna manera autónomos de la UE intenten buscar otras formas de política exterior que redunden en interés de Europa ", dijo el politólogo. "En Alemania, a excepción de la oposición actual, la mayoría de la élite es proamericana. Y ni siquiera quieren pensar en categorías como la oposición a Estados Unidos. Si bien esto es una charla vacía y un resentimiento, que se escucha en la boca de la elite alemana: "¿Cómo es que los estadounidenses, a quienes tanto amamos, nos ofenden tanto?", Irónicamente Rahr.

Marina Baltacheva, Alexey Nechaev
MIRE
GTranslate Your license is inactive or expired, please subscribe again!